Regreso a Verona

Jan 04, 2019

Si te decimos #Verona, ¿qué te viene a la cabeza? Probablemente el drama romántico de Romeo y Julieta que escribió Shakespeare y que situó en esta ciudad del norte de #Italia Y si es cierto que la fama se la da esta obra, también es verdad que hay mucho más que ver y hacer en Verona. ¡Y te lo demostraremos!

Del 5 al 7 de enero estuvimos allí para vivir los últimos días de la #Navidad y fuimos relatando nuestro viaje por aquí #beurijinal Para nosotros es una escapada muy especial: Diego vivió en Verona durante 6 meses hace 7 años y no hemos vuelto desde entonces. Una ciudad que en ese tiempo fue nuestro segundo hogar... Y así fue regresar!

En el blog te lo contamos también! https://vagamundosviajeros.com/2019/01/17/verona-italia-viaje-finde/


Día 1. Llegamos a Verona a mediodía. Nuestra primera parada fue la céntrica plaza Bra, donde está la espectacular Arena: una especie de Coliseo romano, más pequeño y mejor conservado.

Fuimos a comer a la pizzeria Du De Cope, a la que solíamos venir cuando Diego vivía aquí: pizza tradicional hecha en horno de leña. Con el estómago lleno nos dirigimos a la oficina de turismo, en la plaza Bra de nuevo, y desde ahí empezamos nuestra ruta turística.

  • Entramos en la Arena, alucinamos con su estado de conservación y nos imaginamos disfrutando de un concierto allí (se celebran varios festivales musicales cada año)

  • Por la vía Mazzini, la calle comercial más céntrica, nos desplazamos de la plaza Bra a la plaza de Erbe, la más bella de Verona, rodeada de impresionantes edificios. Subimos a la Torre Lamberti, la más alta de la ciudad, y vimos atardecer.

  • Siguiente parada: la casa de Julieta. Sí, Verona es consciente de su fama literaria y aquí puedes ver una estatua en honor a Julieta (tocarle una teta trae buen suerte) y conocer cómo era la vida en un palacio del siglo XV.

  • Tiempo para el aperitivo! Un clásico en Verona: en muchos bares con tu bebida tienes barra libre de comida. No es un menú de lujo (pizza, pasta, embutido...) pero puedes ir probando varios restaurantes así ¡y acompañarlo de un spritz que está riquisimo!


Día 2. ¡Día de invierno soleado y super agradable! Lo comenzamos desayunando torta rusa de Verona, un típico dulce de la ciudad. Con las pilas cargadas, arrancamos ruta!

  • Primera parada, el museo de Castelvecchio (literalmente Castillo Viejo) con pinturas, esculturas, joyas y armas de los siglos XI al XV. A la vez que ves las exposiciones vas recorriendo el espectacular y muy bien conservado castillo. Incluso puedes pasear por sus almenas con vistas al río

  • Verona es la capital de la región del Veneto, famosa, entre otras cosas, por sus vinos. Uno de los principales, denominación de origen de esta zona, es el Valporicella. Nos desplazamos hasta una finca con viñedos donde producen varias especialidades de este vino. Nos explicaron todo el proceso e hicimos una cata acompañada de quesos y embutidos italianos. Delicioso!

  • Visitamos la basílica de San Zenon, la iglesia más importante de Verona, románica, espectacular y conocida también porque Shakespeare situó en sus catacumbas la boda de Romeo y Julieta.

  • Desde el barrio de San Zenon fuimos paseando por la orilla del río hasta llegar al funicular del castillo de San Pietro donde hay un mirador famoso por sus vistas sobre Verona. Subimos justo para ver un alucinante atardecer desde él. Con muuuuchas fotos en la cámara, bajamos a pie por las escaleras y continuamos paseando hacia el centro de la ciudad.

  • Tiempo para el aperitivo! Con un par de spritz cenamos con las tapas y comida que los acompañan. Primero en un bar de la plaza Erbe y después en un restaurante italiano con sus propios vinos, el Bugiardo.

Día suuuper completo, nos retiramos a descansar.


Tercer y último día en Verona! Nuevamente lo pero fue desayunar, y en una de las pastelerías / heladerías más populares, Venchi. No es la más barata pero el chocolate y todo lo que hacen con él es delicioso! Esta última jornada nos la tomamos con mucha más calma y las visitas fueron:

  • La Catedral, el principal edificio gótico de la ciudad. Realmente sorprendente su Capilla Mayor y todos los frescos y capillas, ricamente decorados. Un despliegue de color!

  • El Puente de Piedra, el más antiguo y famoso de los que cruzan el río Arno a su paso por Verona: la típica foto de la ciudad.

  • La Iglesia de San Anastasia, la más grande de las que hay en Verona y también super colorida. Sus techos pintados nos encantaron!

  • La iglesia de San Fermo, que es doble: una iglesia inferior, románica, muy antigua, sencilla, del siglo XI, y otra superior, gótica, mucho más recargada, del siglo XV.

  • Paseo por el barrio donde Diego vivió 6 meses. No es nada turístico y está al otro lado del río, pero teníamos que acercarnos a volver a ver la casa donde vivió y los bares a los que solía ir.

Último spritz en la plaza Erbe y a coger el avión para volver a Madrid, con mucha pena. Volveremos y no dentro de otros 8 años. ¿Quizás para ver un concierto en la Arena? 😍

Last Comments

funtravelven ¡Ganas de conocer Verona! estuve cerca pero será para la próxima. Que disfrutéis y estaré muy atenta al viaje

over 3 years ago

VagamundosViajeros @funtravelven Es una ciudad muy muy bonita! Ya lo comprobarás 😉Le tenemos mucho cariño...

over 3 years ago

funtravelven ¡Qué espectáculo de fotos!

over 3 years ago

over 3 years ago

Noderlin qué rico viaje! con qué equipos tomaron esas fotos?

over 3 years ago

VagamundosViajeros Gracias @Noderlin La cámara es una Sony Alpha 7 II

over 3 years ago

Video

Video