venezolano

"Los Estados Unidos no desean intervenir militarmente en Venezuela" ENTREVISTA. Según el analista Phil Gunson del International Crisis Group

Mar 02, 2019

https://www.lepoint.fr/monde/les-etats-unis-n-ont-aucune-envie-d-intervenir-militairement-au-venezuela-02-03-2019-2297538_24.php
Los Estados Unidos no desean intervenir militarmente en Venezuela
ENTREVISTA. Según el analista Phil Gunson del International Crisis Group, la administración de los Estados Unidos peca por su falta de conocimiento del ejército venezolano. Entrevistado por Claire Meynial
Editado el 03/02/2019 a las 16:14 - Publicado el 02/03/2019 a las 15:38 | El punto.fr

Esta fue la gran amenaza el sábado pasado, 23 de febrero: cuando la ayuda humanitaria iba a pasar de Colombia a Venezuela, se temía una escaramuza que podría haber sido un pretexto para que Estados Unidos lance la intervención militar que son sospechosos de querer liderar con impaciencia. La ayuda humanitaria no ha pasado, los camiones se han quemado, los civiles han muerto en la frontera con Brasil, pero Estados Unidos no se ha movido.
Lea también Prueba de la ayuda humanitaria en Venezuela: ¿fracaso o éxito?

Para Phil Gunson, analista principal del International Crisis Group en Venezuela, es simplemente que no lo pretenden. Su estrategia, que está lejos de ser probada por el momento, es diferente. Explicaciones.
El punto: ¿Por qué lo hicieron los Estados Unidos, que tuvieron todos los pretextos para intervenir militarmente el 23 de febrero?
Phil Gunson: No tienen ningún deseo de intervenir. Quieren aprovechar la amenaza de la intervención militar. Por supuesto, todavía hay halcones, en Venezuela y en el extranjero, que piensan que la única solución es militar. Pero es una minoría. Lo que Estados Unidos quiere es que Maduro se vaya, sugiriendo que la amenaza es real para que los militares se alejen de ella. Pero el problema es que con lo que ocurrió después del 23 de febrero, esta amenaza es menos creíble. El más duro de la oposición dijo de inmediato: Exigimos intervención humanitaria, debemos usar la fuerza y el propio Guaidó se vio obligado a exigir que se consideren todas las soluciones.
¿Crees que Guaidó no es uno de esos tipos duros?
Él es un moderado. Guaidó fue entrenado por Leopoldo López, pero él, por naturaleza, no es uno de los tipos duros. Esto se refleja en sus declaraciones, en su forma de ser. Mi lectura es que María Corina Machado y Julio Borges dijeron inmediatamente que era necesario usar la fuerza y ​​que no podía desviarse de esta línea. Acaba de pedir que se consideren todas las soluciones. El problema es que obligó al Grupo de Lima a decir que rechazaba el uso de la fuerza, lo cual era absolutamente previsible. La efectividad de la amenaza se ha perdido en parte.
¿Por qué Venezuela se ha convertido en un tema importante para Trump? Leemos que hay venezolanos en su club de golf Mar-A-Lago y quedó muy impresionado con la visita de Lilian Tintori ... Esto no es muy tranquilizador.
Trump es muy impulsivo. Señaló que había que hacer algo en Venezuela, probablemente porque parecía una victoria fácil en su hemisferio. Los rusos y los chinos están presentes, pero mucho menos que en otros lugares. Trump y sus halcones piensan que en América Latina pueden prevalecer. La política exterior de Trump es errática, como toda su política. Pero instintivamente, no es alguien interesado en la intervención militar. Para él no es un problema lanzar una o dos bombas, sino cometer como en Vietnam, Afganistán o Irak, no. La tesis de Bolton es que Maduro debe ser estrangulado financiera y económicamente y que se irá. Decir que el plano A y el plano B han fallado y que solo queda el plan C es un error. Plan C siempre ha sido el plan principal.
Es decir ?
El plan A era que, con el juramento de Guaidó y el reconocimiento de más de cincuenta países y las sanciones petroleras, los militares se unirían con Guaidó. No ha funcionado. El plan B era que, con la ayuda humanitaria, los convenceríamos de que tenían que dejar de apoyar a Maduro. Tampoco funcionó. El plan C, para mí, siempre ha sido el plan a medio plazo. Es: Vamos a estrangular al país y el gobierno caerá. No funcionó en otros países. Pero la comparación no está bien. Venezuela es un caso especial, totalmente dependiente del petróleo, particularmente de los Estados Unidos, y rodeado de vecinos que no lo apoyan. Este no es el caso, por ejemplo, en Zimbabwe, que siempre ha contado con el apoyo de Sudáfrica y ha tenido los medios para sobrevivir. Zimbabue tenía muchos amigos, Venezuela ya no tiene más, Maduro no tiene más amigos en el hemisferio occidental. Por eso es posible que en este caso funcione. Pero esta solución da miedo. Hay que imaginar a Venezuela en unos pocos meses si el gobierno se resiste. Las sanciones podrían tener efectos realmente dramáticos. La situación humanitaria ya es insostenible, empeorará aún más. Habrá un gran éxodo cuando sentiremos plenamente las consecuencias.
¿Es Venezuela lo que está en juego para Florida?
Es obvio que Marco Rubio está abiertamente haciendo campaña sobre esto. También es obvio que a pesar de que la comunidad venezolana de Florida no es, por mucho, tan importante como la comunidad cubana, el tema también es de interés para los cubanos porque Trump dijo que el próximo dominó que iba a caer era Cuba. Los cubanos en la isla también son conscientes de ello. En el sur de la Florida, que tiene algunos de los distritos electorales más importantes del país, es importante. Pero es relativo porque hay otros estados que son tan importantes como Florida, donde la intervención militar sería muy mala. Pienso en los estados del cinturón de óxido, como Ohio. En Detroit, no creo que quieran enviar a sus hijos a pelear en Venezuela. A nivel mundial, los estados que se oponen a una intervención son más valiosos para Trump que para Florida. Él tiene que tener cuidado con eso.
Por no hablar de la intervención militar, ¿podemos decir que el tema es importante a nivel electoral? Su resolución?
La elección se llevará a cabo en noviembre de 2020, en más de un año y medio y muchos otros factores pueden jugar. Pero los propios Estados Unidos y el propio Trump lo han convertido en una cuestión de prestigio, credibilidad. En el continente americano y en el resto del mundo. Dicen, en público y en privado: Hemos quemado nuestros barcos, no haremos máquinas de popa. Una de las preguntas que debe hacerse es: ¿puede Maduro continuar apoyando su primer círculo, pero también los militares de los que depende para su propia supervivencia? Parece muy difícil. Pero el gobierno vive a corto plazo. Él no prevé el futuro, por eso estamos aquí. Maduro y su séquito piensan que si duran tres meses, la amenaza será superada. La oposición podría ser desinflada si Guaidó no ha cumplido sus promesas, si la situación social y económica y humanitaria empeora, siempre que la única cosa en que la gente piense es cómo escapar, y no en la próxima manifestación. Será difícil para la oposición mantener el impulso.
¿Crees que si en tres meses nada ha cambiado, todo esto puede ser completamente desinflado?
Completamente, no lo creo. La coalición internacional no va a rendirse. No veo a los Estados Unidos ni al grupo de Lima decir que no ha funcionado y que seguirán adelante. Porque el problema es regional.
La estrategia del 23 de febrero para reunir a los militares no funcionó. ¿Sabemos lo que los retiene?
Ellos son la clave. Pero también perciben que su futuro está en juego. Si Maduro piensa que él tiene todo el tiempo delante de él y que cuanto más se mantiene en el poder, más probable es que se quede allí, se equivoca. Porque los militares no lo oyen así. Pero lo que falta es un plan. Están atrapados en un vicio entre un gobierno que no ofrece ninguna solución, frente a un enemigo demasiado poderoso y, por otro lado, no tienen perspectiva. Obviamente no tienen confianza en Trump o en la propuesta actual de la oposición. No ven dónde está su futuro. Creo que ese es el punto principal, y tienes que pensar en cómo convencer a los militares de que hay un futuro para ellos, sin Maduro y este gobierno. Hasta ahora, esto no se ha hecho y es probablemente la falla más grande en el plan de los EE. UU. Y en este grupo de oponentes.
Lea también El ejército, árbitro insondable de la crisis venezolana.
¿El plan de amnistía general no proporciona suficientes garantías para un soldado involucrado en actividades ilegales?
Él está mal pensado Por falta de comprensión y conocimiento de los militares y su función. El soldado está molesto por este plan de amnistía. Se dice a sí mismo:
¿Por qué debería pedir la amnistía? ¡No soy un criminal, no soy un delincuente! Además, no confía porque ha visto que en otras partes del mundo, tarde o temprano, se activa la justicia, especialmente para aquellos que han cometido delitos imprescriptibles.
¿Es ingenuo pensar que la administración de los Estados Unidos está mejor informada sobre Venezuela que sobre Afganistán o Irak?
¡Digamos que hay más personas que hablan español en Washington que árabe o Pashto! Aun así, debemos escucharlos. Pero sabiendo que el papel de los militares es clave en este caso, el hecho de no haber preparado el terreno con ellos, de haber creído versiones que decían que si cincuenta países reconocieran a Guaidó, los militares seguirían, lo cual no es así. No llegó, no es muy buena señal. No sé si fueron advertidos, pero se embarcaron en esta aventura sin estudiar bien este factor. Por supuesto, dirán que nunca pensaron que sería rápido. Pero serán cinco semanas y todo esto no ha tenido el efecto prometido. Eso no significa que no funcionará, pero parece malinterpretar lo que está sucediendo en el ejército y no tener canales de comunicación. Esto es extremadamente difícil, pero necesita ser desarrollado. Tienes que saber qué mensajes públicos para abordarlos, leer lo que dicen y lo que dicen, cuándo se esconden, cuándo no quieren hablar ... Carecen de un mayor nivel de información sobre el ejército. Todo esto parece un poco improvisado.
Si Maduro detiene a Guaidó, será otro golpe para Trump. ¿Qué haría él?
Tendrá que reaccionar porque, de lo contrario, todo se desinflará. Los cubanos, que son los principales consejeros de Maduro, le avisarán. Si alguien sabe cómo operan los estadounidenses, son los cubanos. Maduro ciertamente está tentado a detenerlo porque si lo hace, desafía a Estados Unidos y no reaccionan, como en Siria con la famosa línea roja para armas químicas y Bashar al-Assad. Así Maduro gana una ronda muy importante. Pero el riesgo también es muy alto. Así que no sé si se atreverá. Tengo la sensación de que lo que le hicieron a Jorge Ramos (un periodista arrestado en entrevista completa con Maduro, Ed) el otro día fue un mensaje para Guaidó. Preferirían que no vuelva. Guaidó lo sabe y por eso tiene que irse a casa.
Reflejaba un verdadero nerviosismo. Por lo general, Maduro, confrontado con las imágenes de la crisis humanitaria, responde que se debe a la guerra económica ...
La reacción de Maduro fue espontánea. Se enojó y se fue. Entonces podrían haberles dicho simplemente: Vete, insultaste al presidente, se acabó. Pero no, los detuvieron, se lo robaron todo. Es un mensaje que significa:Mira lo que somos capaces de hacer. Lo que el gobierno quiere transmitir en este momento es lo siguiente: No tenemos miedo, hacemos lo que queremos. Dicho esto, ya hemos visto a Maduro retroceder, por ejemplo, en el caso de la embajada de Estados Unidos (a los diplomáticos se les ordenó abandonar el país, Ed). Volvió sobre sus amenazas. Creo que al final, no le harán nada a Guaidó, le dejarán volver. Pero habrá mucha tensión.
¿Qué armas tendrían los Estados Unidos si no quieren intervenir? Más sanciones?
Ya han prometido más sanciones. Pero hay muchas formas de intervenir, sin pensar necesariamente en el aterrizaje en Normandía. Hay ataques cibernéticos, por ejemplo. En última instancia, podrían usar fuerzas especiales. Podrían detener a personas importantes por el poder. No los miembros de su familia, que se verían muy mal en el mundo, sino los financistas del gobierno que no han estado preocupados por ahora, los que les ayudan a poner su dinero. Hay algunos en los Estados Unidos y Europa. Tienen muchas posibilidades antes de intervenir militarmente.
¿Qué asusta a los Estados Unidos en intervención militar?
Es obvio que pueden derrocar al gobierno fácilmente. El problema es el siguiente. Sin embargo, hay líderes de la oposición venezolana que no entienden esto. Es muy preocupante, estas personas que hablan sobre la intervención humanitaria, que exigen el uso de la fuerza sin que parezca entender lo que implica una guerra. Estados Unidos teme esto y también se enfrenta a un gran rechazo internacional. Para volver a aparecer en el muelle. No estoy seguro de que sea un problema para Trump, pero para sus asesores, Abrams, por ejemplo, sí.
¿Durante cuánto tiempo se sentirán las consecuencias de las sanciones (lanzadas hace tres semanas)?
En muy poco tiempo. La capacidad de almacenamiento de PDVSA [la petrolera venezolana, pública, Ed] ya está obsoleta. No saben dónde colocar la producción, no pueden exportar su petróleo [a los Estados Unidos, principal cliente, Ed]. Y no pudieron reemplazar totalmente las importaciones de crudo ligero y gasolina [que estaban comprando en los Estados Unidos, Ed.]. Se sentirá en unos pocos días, unas pocas semanas. El sistema eléctrico está en un estado desastroso, vamos a tener incluso más cortes de energía. La red de transporte colapsará aún más. Creo que en una semana habremos llegado a un escenario.
Rusia y China han votado en contra de elecciones anticipadas. Todos se están posicionando en este juego, ¿quién gana al final?
Nadie, estoy convencido, mientras dure. La única solución es entender que se necesita una transición negociada. Y para eso, la oposición y el ejército tendrán que deshacerse de ciertas actitudes. Por ahora, ninguna parte da la impresión de querer negociar. Todo el mundo piensa que solo espera ganar y que será un juego de suma cero. Ganamos o perdemos. La oposición no es consciente de que incluso ahora, con los Estados Unidos detrás, debe hacer concesiones. Guaidó, por ejemplo, entiende perfectamente que los chavistas deben ser incluidos en el futuro gobierno, pero cada vez que dice eso, es golpeado en las redes sociales.
Si en seis meses la estrategia del colapso económico no funcionara, como último recurso, ¿consideraría Estados Unidos una intervención militar?
Dependerá de la región. Si la crisis migratoria se vuelve tan inmanejable que los países vecinos no ven ninguna otra solución, dirán que no les gusta, que están en contra, pero en privado dirán a Estados Unidos:
Está bien, adelante.

Last Comments

DoctorUriji No desean.

about 3 years ago