Jpcb_02

Grandes personas crean grandes recuerdos

Aug 16, 2019

En la era en que vivimos, donde la información en la palma de nuestras manos se hace tanta que incluso puede llegar a abarrotarnos sin saberlo, el poder contar y saber aprovechar al 100% las relaciones interpersonales en vivo y directo, se convierte en la herramienta más preciada para aquellos que son Artesanos del Amor.

No dejarse llevar por la publicidad, los comentarios, el marketing y la mal llamada Cultura de la Facilidad, donde todo nos complace sin sacrificio alguno al convertirnos en conformistas de lo que todo el mundo hace se vuelve algo casi imposible de realizar, pues ya no es únicamente un constante bombardeo social en persona sino también una presión que en ocasiones puede ser severamente dañina. Y cuyo medio de combate no puede ser la típica frase: Sé auténtico y no pierdas el enfoque. Pues como ya conocemos, no genera mayor efecto.

Por el contrario, es menester de cada uno de los pensamientos críticos que habita dentro de nosotros convertirse en un minero de las ideas renovadoras y poco convencionales, logrando así una serie de actividades que nutran no solo nuestra intelectualidad sino también nuestro modo de vida de tal forma que las perlas de la personalidad y la felicidad sean nuestro mayor logro.

Iniciando, naturalmente, por la búsqueda de otros que sean parecidos/similares a nuestros ideales. Personas maravillosas que logren convertirse a sí mismos en generadores del cambio sin necesidad de la búsqueda de ese cambio. Que constantemente se reinventen y sean reinventados, dando como resultado una reinvención también de nosotros mismos. Siendo valientes, aguerridos, enfocados y no necesitados de las redes tan excesivas en las cuales por lo general nos encontramos inmersos.

Tener con aquellas personas una afinidad tal que una simple salida de amigos se convierta en un espacio para la recreación, la reflexión y la paz en una especie de Todo en 1. Asegurando de esa forma días inolvidables por muy cotidianos que parezcan, pues tal y como lo imaginarán, ser poco convencional es también aprovechar eso. Ver al futuro no con expectativa, sino como una posible realidad que comienza AHORA. Sin mentiras ni reproches por no alcanzar nuestras metas, sino replantearlas y aprender de aquello en lo cual podamos equivocarnos.

No desfallecer en nuestros proyectos, ni tampoco sobrecargarnos de ellos. Ir continuamente creciendo y aumentando nuestros sueños para lograrlos uno a uno. Disfrutar sin pensar en lo demás puede ser dañino, pero pensarlo todo demasiado también lo es. Es cuestión de ser el árbitro y el jugador en un mismo espacio donde nuestra meta principal sea ser Artesanos del Amor, y tener esa conexión incluso al estar desconectados, pues en la vida son las grandes personas las que crean grandes recuerdos.

Last Comments