Tokio 2020: Consecuencias ante la postergación de los Juegos Olímpicos

Mar 24, 2020

Lo que iba a demorar cuatro semanas al final solo fue un día y medio. El Comité Olímpico Internacional decidió postergar hasta el próximo año los Juegos Olímpicos Tokio 2020 por la pandemia del COVID-19. El evento, con el afán de no romper más tradiciones, mantendrá su nombre y será programado como máximo en agosto del 2021. “Esta decisión se ha tomado para salvar vidas”, dijo Thomas Bach, presidente del Comité Olímpico Internacional, quien tomó la decisión de la postergación en coordinación con el primer ministro de Japón, Shinzo Abe. Lo que también se ha postergado es el relevo de la llama olímpica en Fukushima, ciudad japonesa devastada por un terremoto y tsunami en el 2011. Con esta medida oficial toca evaluar las principales consecuencias económicas y deportivas. El año 2020 quedará prácticamente anulado del calendario deportivo por esta propagación del coronavirus. Eso hará que el 2021 quede congestionado de eventos como la Copa América, la Eurocopa y ahora los Juegos Olímpicos.  Esto determinará una coordinación urgente entre la FIFA y el Comité Olímpico Internacional y así encontrar fechas razonables para todos estos eventos. El objetivo es también no perjudicar la preparación física y deportiva de los atletas. De momento hay intención de colaborar en todas las instancias. “La FIFA cree firmemente que la salud y el bienestar de todas las personas implicadas en las actividades deportivas deben ser siempre la mayor prioridad (...) La FIFA trabajará con las instancias correspondientes para abordar todos los retos ligados a esta reprogramación”, comunicó de manera oficial el máximo ente del fútbol internacional. Lo que no se modificaría es la cantidad de deportistas, entrenadores y dirigentes. Para Tokio 2020 se esperaban 17.000 participantes entre deportistas y miembros de delegaciones. Lo único que podría marcar una disminución de esta expectativa es que algún país, por medidas sanitarias alrededor del coronavirus, decidan no participar de los Juegos. La Villa Olímpica en Tokio iba a tener más 25 mil camas instaladas con material renovable.

Last Comments